La semana en el bosque. En pleno periodo de muda

Enviado por Looduskalender el Sáb, 27/05/2017 - 01:10
Avapilt
Sisu

Este joven ejemplar de macho luce ya en el cuello el pelaje estival y se le ha caído casi todo el pelaje invernal. Pero en el bosque todo encuentra un segundo uso y seguro que muchos pelos servirá para recubrir los nidos de aves.

Una cámara colocada en el borde de un campo de cultivo grabó al amanecer un macho de corzo. Al salir el sol había niebla sobre la vegetación y delante de la cámara por lo que se quedaron esas místicas imágenes.  Pero la tarjeta de memoria de la cámara estaba ya totalmente llena a mediados de la semana debido a que la cámara, cuando el sol calienta demasiado la vegetación, no funciona correctamente y había grabado casi medio millar de fragmentos de video del paisaje y los cantos de las aves, pero sin que hubiera ningún animal. En la segunda escena se puede ver allá en la lejanía, aunque totalmente de forma casual, una pareja de corzos al borde del bosque. Son miembros de nuestro ya conocido rebaño de este campo de cultivo. A mitad de la semana, con el buen tiempo, después de que la cámara fuera situada de nuevo oculta entre los arbustos, pudimos obtener imágenes de ese rebaño del bosque. El primero grabado en video fue un joven macho, Esta en medio del proceso de cambio de pelaje que se produce en primer lugar en la cabeza y en el cuello. Con poca luminosidad, en blanco y negro, se puede ver al macho de más edad del rebaño, portando una soberbia cornamenta.

sokk
La cámara oculta en el bosque obtuvo imágenes de otro macho adulto del mismo rebaño. En el video anterior se puede ver uno de los dos machos y en la foto el otro. El del video tiene en el cuerno izquierdo dos ramas. En la imagen  en blanco y negro es más difícil de distinguir pero parece que ya tiene en el cuello el pelaje estival,  más fino y rojizo. 
 
kits
El aspecto de esta hembra del rebaño indica que muy pronto parirá. En la cabeza ya tiene el pelaje de verano pero en el resto del cuerpo todavía permanece el pelaje invernal. La fisiología de una hembra grávida amtepone el desarrollo de la cría a la muda del pelaje. 
 

põder

Noor põdrapull vaatas kaameraesise üle. Varahommikust linnukontserti arvas paremaks ka maas lesides nautida.
Un joven macho de alce apareció delante de la cámara. Decidió tumbarse para disfrutar mejor del concierto de cantos de aves al amanecer.
rebane
Una hembra de zorro rastreando lo ratones que se acercan para aprovechar los restos de grano. A unos doscientos metros de aquí, tiene la madriguera con crías. 
 
põrsad
De los rayones, sólo quedaron reflejadas en la foto precisamente sus rayas…
 

Tras un periodo, debido a la peste porcina, en el que habían desaparecido del bosque  es agradable ver de nuevo a estas crías. En este grupo de rayones se pueden contar al menos doce ejemplares. Por el tamaño y el número pertenecen al menos a dos camadas. La madre de los más jóvenes aparece también en la imagen, además de un ejemplar mediano, que custodia y enseña a los rayones las costumbres de la piara. La madre de los rayones de más edad seguro que está al lado, pero fuera de la imagen y vigiando  los alrededores. Al final del video, la hembra da una señal de  aviso y los rayones obedecen inmediatamente. Dos de ellos se quedan pegados al suelo e inmóviles, para permanecer invisibles frente al posible peligro. El mimético dibujo a rayas es más efectivo precisamente si permanecen inmóviles. Las crías poseen el comportamiento instintivo de desperdigarse en todas direcciones y quedar inmóviles en el sitio.